El Grito de Alcorta, en Santa Fe

13 DE NOVIEMBRE, 2014 | --

Así se conoce al levantamiento de pequeños y medianos arrendatarios del campo santafesino, en 1912, contra el abuso y explotación de grandes latifundistas y terratenientes de Santa Fe, en especial en el sur provincial.

El Grito de Alcorta, que tuvo por epicentro a la localidad del mismo nombre, pero que luego se extendió a toda la región pampeana, fue la rebelión de miles de colonos apoyados por comerciantes, sacerdotes y profesionales, que reaccionaron contra el sistema de arrendamiento y trabajo de la época. Esta gesta heroica de los campesinos, fue simiente de la Federación Agraria Argentina (FAA).

Inspirados en el lema de la revolución mexicana Zapatista: “La tierra para quien la trabaja“, la protesta marcó la irrupción de los colonos agrícolas en la política nacional del Siglo XX, por lo que se la considera la primera huelga agraria argentina.

Los chacareros, en su gran mayoría arrendatarios inmigrantes, iniciaron ese año una huelga por tiempo indeterminado en protesta por las malas condiciones de contratación que los vinculaba con los grandes terratenientes.

El paro de actividades comenzó el 25 de junio de 1912, tras una masiva asamblea de colonos realizada en la Sociedad Italiana de Alcorta, durante la cual el anarquista Francisco Bulzani -primer gestor del movimiento agrario-, denunció la angustiante situación que atravesaban los miles de campesinos de toda esa zona.

Los chacareros denunciaban además la explotación a la que eran sometidos por la firma Genoud, Benvenutto, Martelli y Cia, que administraba la colonia La Adela y subarrendaba la tierra a 211 familias.

En la histórica asamblea del 25 de junio, de la que participaron más de 2.000 agricultores de Alcorta, Bigand, Bombal, Carreras, Firmat y San Urbano (Melincué), se aprobó por unanimidad el nuevo modelo de contrato redactado por el abogado rosarino Francisco Netri y se conformó una “Comisión de Huelga”.

Mientras el movimiento se extendía, y los patrones recorrían las chacras para convencer a los huelguistas que reanudaran sus tareas bajo amenazas de desalojo, surgió la necesidad de conformar una entidad capaz de agrupar, representar y defender a los agricultores, algo de lo que se encargó Netri.

El flamante asesor legal de los colonos convocó a una asamblea general con los delegados de todas las localidades y la comisión veedora del gobierno de Santa Fe, con el objetivo de fundar una institución para luchar por los derechos de los agricultores.

El 1 de agosto de 1912, se fundó la FAA, cuya finalidad principal sería “conseguir por todos los medios lícitos la mejora de la situación de los trabajadores del campo, solidarizando sus esfuerzos, a fin de que las energías de todos, defiendan los derechos de cada uno”, según datos del Museo de Alcorta.

A fines de septiembre de 1912 y en virtud de la presión lograda con la huelga, los agricultores retomaron sus tareas tras obtener ciertas mejoras en los contratos con los terratenientes. Entre éstas figuraban “el 28 por ciento de la cosecha, en parva y troja y como salga, el 6% de la chacra para pastoreo, libertades para contratar máquinas, para comprar y para vender, contratos con una duración de tres años”.

Mientras duró la huelga agraria, numerosos colonos fueron perseguidos y encarcelados, y “El grito de Alcorta” reconoce como mártires a Francisco Netri, Francisco Mena y Eduardo Barros, quienes fueron asesinados por ser impulsores del histórico movimiento campesino.

Fuente consultada:

– El Grito de Alcorta (2014). Argentina.ar, 25 de junio de 2014. Disponible en http://www.argentina.ar/temas/historia-y-efemerides/29677-el-grito-de-alcorta

Argentina para mirar 2019 | Diseño y Desarrollo NA Soft

Argentina para mirar 2019
Diseño y Desarrollo NA Soft