La Casa de la Virreyna Vieja, Monserrat, Ciudad de Buenos Aires

En la esquina de las calles Perú y Belgrano se encontraba se encontraba la casa de la amante de uno de los virreyes del Río de la Plata
En la esquina de las calles Perú y Belgrano (dos centurias atrás, San José y Santo Domingo), se encontraba la casa construida a mediados del siglo XVIII por don Pedro de Medrano -padre del obispo Mariano y de Pedro, su homónimo, que presidió en marzo de 1816 el Congreso de Tucumán-, derribada poco después de celebrarse el centenario de la Revolución de Mayo.  

Don Joaquín del Pino y Rosas, mariscal de campo y Virrey del Río de la Plata, la habitó con su familia entre 1801 y 1804, año en que falleció y fue sepultado en la Catedral, según cuenta Juan Manuel Beruti en sus Memorias Curiosas. Su esposa, doña Rafaela de Vera y Mujica, quedó viviendo allí junto con sus hijos -su hija, Juanita, se casaría más tarde con Bernardino Rivadavia-.   

En 1807, durante las Invasiones Inglesas, se refugió y resistió desde allí el Teniente Cadogan, uno de los invasores que terminó rindiéndose. Durante la lucha se destruyeron las copas de barro vidriado que coronaban el balaustre mozárabe que adornaba el frente del edificio.  

Cuando doña Rafaela murió, se la sepultó en el panteón de San Francisco, porque pertenecía a su Orden Tercera. A su casa se la siguió llamando de la Virreina Viuda, hasta que a alguien se le ocurrió denominarla de la Virreina Vieja.

En 1820 la propiedad pasó a otras manos y en 1848, al morir Joaquín Almeida, esposo de Juana Cazón, quedó en propiedad de la Cofradía del Santísimo Rosario.   

Desde 1878 se convirtió en sede del Monte de Piedad -montepío-, entidad precursora del Banco Municipal de préstamos. Al trasladarse el Banco a su nueva sede en Suipacha y Viamonte, y hasta que fuera derribada, se la subalquiló, pudiéndose encontrar allí desde un taller de escultor hasta uno de planchado de ropa.

Toda esa historia quedó atrás cuando los ingenieros Dirk y Dates dirigieron la construcción del actual edificio, creado por el arquitecto Ronond; quienes, sin embargo, a sabiendas de lo que iban a destruir, hicieron un relevamiento total de la propiedad con todos los detalles inherentes a su planta, sus muros y -seguramente- hasta los colores de pintura que se descubrieron en las salas y patios exteriores; trabajo que fue entregado a la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires.

Video del País que No Miramos, sobre la Casa de la Virreina, producido por Iván Grondona en la década de 1980.    



Glosario

Banco Municipal de Préstamos

Actual Banco de la Ciudad de Buenos Aires.

Monte de Piedad

Primera denominación del actual Banco Ciudad.

Montepío

Establecimiento de caridad.

Atlante

Nombre de las estatuas de hombres que sostienen sobre sus cabezas o sus hombros los arquitrabes de ciertas obras arquitectónicas.

Fuente Utilizada

- "El País que no Miramos", serie de documentales para televisión producidos por Iván Grondona. Archivo General de la Nación, video 1, programa 9. 
- Enrique Mario Mayochi, "La casa de la Virerina Viuda", Revista La Nación. Fotocopia sin fecha encontrada en el Archivo de la Ciudad de Buenos Aires.  

Recibí nuestro Newsletter!

Suscribite y recibí nuestro boletín de información.

@

Búsqueda