Presidio Militar y Cárcel de Reincidentes, Ushuaia, Tierra del Fuego

El 15 de septiembre de 1902 se coloca la piedra fundamental del Presidio Nacional de Ushuaia.
Presidio Militar

La Isla de los Estados es descubierta en 1616 por Jacobo Le Maire y Cornelio Schooutten.

En mayo de 1884, el Coronel de Marina Augusto Lasserre establece “el faro del fin del mundo”, en San Juan de Salvamento, Isla de los Estados, junto con la subprefectura y el presidio militar. La construcción de los edificios es realizada por una selección de penados de la Penitenciaría Nacional de Buenos Aires. A partir de entonces iniciase un envío selectivo de penados militares -los primeros no lo son-.

En febrero de 1897 se trasladan la subprefectura y el presidio militar al Puerto Cook, que aunque también se ubica en la Isla de los Estados, tiene mejor abrigo y reparo que su primer emplazamiento.

La relocalización del presidio es realizada por los penados en terribles condiciones climáticas, y queda concluida el 14 de marzo de 1899.
Afines de 1900, el Consejo Supremo de Guerra y Marina comisiona a uno de sus vocales, el comodoro Enrique Guillermo Howard, a que inspeccione el penal de la Isla de los Estados. Este regresa en el 1º de Mayo en febrero de 1901 y recomienda la inmediata remoción del presidio de Cook debido a las terribles condiciones sufridas por los prisioneros en la isla.

El presidio militar se instala entonces frente al Puerto Golondrina, en Ushuaia.

La Cárcel de Reincidentes

En 1884 el Coronel de Marina Augusto Lasserre instala una subprefectura en la Bahía de Ushuaia.

En 1885 se sanciona la Ley Nacional Nº 3335 que ordenaba que las penas correccionales que se impongan a reincidentes deberán cumplirse en los Territorios Nacionales del sur. El 3 de enero de 1896 se señala el territorio de la Tierra del Fuego para este propósito.

Los primeros 14 reclusos que fueron enviados a la prisión el 5 de enero de 1896, fueron voluntarios y llegaron en el transporte 1° de Mayo. Es así que comenzó a funcionar la Cárcel de Reincidentes.

En mayo de 1901, el Poder Ejecutivo, destina 2.500 hectáreas en Lapataia en la frontera con Chile, para construir un establecimiento definitivo para la Cárcel de Reincidentes.

Un grupo de vecinos solicita a Muratgia, el director de la prisión en aquel momento, que instale el presidio en las cercanías de Ushuaia; ya que consideraban que a la incipiente población le iba a resultar muy provechoso, como finalmente ocurrió.  

El 15 de septiembre de 1902 se coloca la piedra fundamental del Presidio Nacional, a la entrada de lo que sería el pabellón N°1 (actualmente Pabellón Histórico). El sitio elegido para la construcción fue donde funcionaban las instalaciones provisorias desde 1896: al este del poblado de Ushuaia, que por entonces consistía de 40 casas.

Se transformó así en la primera construcción sólida de Ushuaia, realizada por los mismos penados. El propio Ingeniero Muratgia dirigió la obra hasta 1909.

Se trató de una construcción bastante particular para la zona, con piedras de las montañas que están extraídas de atrás del presidio y de las canteras detrás de la base Naval, que fueron unidas con una mezcla de cemento, argamasa y arcilla. 

Otros edificios se construyen cerca de la misma época con la misma técnica: el Banco Nación (hoy Museo del Fin del Mundo) y lo que se llama “La Casa de Piedra”, actual Municipalidad.

El sistema radial de construcción, con una rotonda en el centro de donde parten en forma de rayos los pabellones, es típica de fines del siglo XIX y principios del XX. Así, desde esa rotonda, pueden vigilarse perfectamente todos los pabellones y los reclusos alojados en ellos. Cada pabellón termina en un martillo, una terminación en T, donde estaban los servicios de los pabellones, es decir los baños, comedor, cocina, o todo lo que podían usar los presos de cada pabellón.

La fusión del Presidio Militar y la Cárcel de Reincidentes

En 1911 se inauguraron los pabellones y el edificio de la administración de la Cárcel de Reincidentes. Al poco tiempo se fusionó a este complejo el Presidio Militar de Bahía Golondrina. 

En 1920, cuando finaliza la construcción, la cárcel contaba con 5 pabellones de 79 celdas exteriores cada uno. Las 380 celdas eran unipersonales, pero la cárcel llegó a alojar a más de 600 penados.

Base Naval 

El 21 de enero de 1947 el presidente Juan D. Perón firma un acuerdo de clausura del penal. A partir de este momento todas las instalaciones pasan a ser controladas por el Ministerio de Marina y en ellas se instaló la base en 1950, utilizando el edificio del Penal para alojar a los conscriptos.

Se realizan entonces modificaciones en algunos sectores. Solamente podemos decir que un Pabellón 1 o Histórico se mantiene sin modificaciones.

Museo Marítimo de Ushuaia

El edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional en abril de 1997 y está siendo recuperado como Museo por la Armada Argentina y el Museo Marítimo de Ushuaia.  



Glosario

Juan Domingo Perón

Presidente de la República Argentina entre 1946–1952, 1952–1955, y 1973-1974.

Fuente Utilizada

-"El País que no Miramos", serie de documentales para televisión producidos por Iván Grondona. Archivo General de la Nación.
- Web: www.futuropatagonia.com; URL: www.futuropatagonia.com/tfuego/tfpresidio.htm al 18 de enero de 2010
- Web: www.archivoshistoricos.com.ar; URL: www.archivoshistoricos.com.ar/historica/lugares/ushuaia.htm al 18 de enero de 2010
- Web: www.museodelfindelmundo.org.ar; URL: www.museodelfindelmundo.org.ar/?seccion=9 al 18 de enero de 2010
- Web: www.museomaritimo.com al 18 de enero de 2010
 

Recibí nuestro Newsletter!

Suscribite y recibí nuestro boletín de información.

@

Búsqueda