El Hain, Tierra del Fuego

Durante la celebración del Hain, los hombres sentían que verdaderamente se convertían en el espíritu que representaban ayudados por el uso de máscaras y pinturas.
La celebración del Hain era realizada tanto por los Selk’nam como por los Haush, con 4 propósitos: a) la iniciación de los hombres jóvenes, los kloketen, b) recordarle a las mujeres la conducta que debían mantener de sumisión y obediencia a los hombres, c) reunir a personas de distintas regiones que rara vez se encontraban; aun hombres que eran enemigos participaban del Hain, y d) la perpetuación de la sociedad, sus mitos e ideología.

El mito del matriarcado

La celebración del Hain, así como la relación entre los hombres y las mujeres Selk’nam se explica a través del mito de que en la época de los Hoowin (el tiempo mítico), las mujeres gobernaban a los hombres sin piedad, obligándolos a cazar y proveer lo necesario para la vida.

Durante el Hoowin, las mujeres celebraban el Hain cada tanto para iniciar a las mujeres en su etapa adulta. Durante este Hain, las mujeres, bajo la dirección de Luna, encarnaban a los espíritus haciéndoles creer a los hombres que eran verdaderos espíritus y teniéndolos a su merced. Pero, un día, Sol, marido de Luna, descubrió a las mujeres mientras éstas ensayaban los papeles que representarían en la ceremonia, dándose cuenta del engaño del que habían sido objeto los hombres. Y así, los hombres se alzaron contra las mujeres, matándolas a todas y dejando vivas solo a niñas inocentes y bebés.

Luna, maltratada y con su cara desfigurada, logró huir al firmamento bajo la persecución de su iracundo marido, Sol. Sol continúa persiguiendo a Luna sin alcanzarla jamás.

El primer Hain de los hombres

Para evitar que cuando las niñas alcanzaran la madurez recuperaran su antiguo ascendiente, los hombres crearon una sociedad secreta propia.

Los hombres más sagaces y fuertes se reunieron en la región de Máustas (en el sudeste de la Isla Grande de Tierra del Fuego, la región que luego fuera ocupada por los Haush) donde construyeron, enteramente de roca, la primera choza del Hain de los hombres, de descomunales proporciones. Para construirla, los 7 más renombrados chamanes del Hoowin arrastraron un enorme poste de piedra, cada uno desde su comarca natal.

Luego, se seleccionaron los hombres que habrían de representar los mismos espíritus que antes eran representados por las mujeres.
Tanto el mito del matriarcado como el primer Hain de los hombres, y los secretos de la celebración del Hain eran celosamente guardados por los hombres. Las mujeres no podían demostrar tener ningún conocimiento acerca de estos hechos aunque, según Anne Chapman, en la realidad tenían conocimiento de ellos. De esta manera, los mitos de los Selk’nam pueden entenderse como una ideología, porque no solo dan una explicación, sino también una justificación de la estructura de poder y una fórmula para mantenerlo.

Lugar y desarrollo de la ceremonia

La entrada, orientada al este, daba la espalda a un espacio abierto y miraba hacia el interior del bosque, o cuando menos a un monte bajo o a una isla de árboles. La vegetación servía para ocultar a los ojos del público (las mujeres) la entrada y salida de los hombres de la choza del Hain, ya que de la choza del Hain salían los espíritus para presentarse ante las mujeres, entendiéndose que en el Hain se reunían los espíritus y no los hombres.

El armazón consistía en siente largos postes o troncos. Cuatro de ellos simbolizaban los puntos cardinales, los cuatro cielos. Los 3 postes restantes eran alineados entre los cuatro centrales y eran considerados periféricos respecto de ellos.

Tres postes llevaban nombres Haush de los cuales se desconoce su significado: Páhuil, Wechúsh y Jóichik. Los nombres de los otros cuatro postes son palabras Selk’nam.

Ritual o teatralización

Durante la celebración del Hain, los hombres sentían que verdaderamente se convertían en el espíritu que representaban ayudados por el uso de máscaras y pinturas.

Las pinturas en el cuerpo y en las máscaras contenían símbolos relacionados con el espíritu o ser representado pero también con la región de la cual provenían, y el cielo al cual pertenecían.

Lo sagrado y lo profano se entrelazan en la ceremonia, ya que algunas de las representaciones solo pretenden divertir y carecen de un significado sagrado o ritual, mientras que otras se realizan exclusivamente por su significado sagrado o ritual.



Glosario

Selk’nam u Onas

Pobladores originarios de la Isla Grande de Tierra del Fuego que ocupaban el centro y norte de la isla.

Haush o Mánekenkn

Habitantes de la Isla Grande de Tierra del Fuego que ocupaban la zona comprendida entre el Cabo San Pablo, sobre la costa atlántica y la Bahía Sloggett, sobre la costa del Canal de Beagle.Fueron completamente aniquilados. Su cultura era parecida a la de los los Selk’nam, aunque también compartían algunas costumbres de los Yámanas.

Fuente Utilizada

- Chapman, Anne. Los Selk’nam. La vida de los onas en Tierra del Fuego. Adaptado por Ana Freire de Zabala. 1º edición. Buenos Aires. Emece Editores. 2007   

Si te interesó esta nota, quizás te interesen las siguientes:

Recibí nuestro Newsletter!

Suscribite y recibí nuestro boletín de información.

@

Búsqueda