BREVE RESEÑA DE QUINUA O QUINOA

Crónicas sobre la alimentación de los habitantes de Pueblos Originarios
En las crónicas sobre la alimentación de los habitantes de Pueblos Originarios, se habla de una farinácea obtenida de una planta autóctona de toda la región andina conocida con el nombre quinua o quínoa, cuyo nombre científico es CHENOPODIUM QUINOA. Estos granos se obtienen de una planta que en el período formativo temprano los habitantes de la región, la domesticaron con la finalidad de cultivarla a gran escala.

Hoy la ciencia reconoce las propiedades o nutrientes que posee la quínoa. Los habitantes de la región andina, la llamaban Grano Madre, pues sabían de su gran propiedad alimenticia. Así que la consideraban, la planta sagrada… al igual que el maíz, que para ellos tenía un valor más grande que el oro.

Los cultivos de quinua eran bastantes extensos, para favorecer su desarrollo y buen crecimiento, ellos preparaban una especie de compots, con guano de camélidos y lo que quedaba del forraje que estos animales consumían. Esa tarea era realizada para finales de otoño, pues era necesario tener nutrientes para el suelo, antes de que empezara la época de preparación del mismo. Cuando se celebra el INTI-RAYMI, era el final de un año agrícola, y el comienzo del nuevo año. Eso era para el 21 de junio, entonces se comenzaba con la preparación del suelo para que las heladas desempeñaran su importante función, cuál era la de controlar las plagas y que no proliferen en tiempos de cultivos, por eso era necesario el comienzo del trabajo en un nuevo ciclo agrícola. La siembra de la quinua se realiza en la primavera y cuando las plantas adquieran un tamaño grande, es cuando el riego debe ser bien regulado.

Las crónicas comentan que cuando llegan los conquistadores, ven esas extensiones de una planta, a la cual en forma despectiva le llaman “comida de indio” ignorando el verdadero valor que poseen sus semillas.

Hoy en la actualidad es calificado su consumo como uno de los más completos para la alimentación humana, pues posee un valor nutritivo muy balanceado y completo de origen vegetal. Es superior a los comestibles de origen animal como la carne, el pescado, los huevos y la leche. Sus semillas aportan al organismo humano, proteínas, carbohidratos y los minerales necesarios y las vitaminas que el metabolismo humano requiere. La calidad de aporte de proteína integra una decena de aminoácidos, esenciales para el cuerpo humano, que no es capaz de generarlo por sí solo. Contiene lisina que aporta el desarrollo de la inteligencia en el cerebro. También sus semillas aportan metionina, que es muy importante para evitar el aumento de la glucemia. También la quínoa aporta hidratos de carbono, que la hace ideal para la alimentación de niños o enfermos con síntomas de desnutrición crónica. En sus proteínas de alto valor biológico contienen aminoácidos esenciales. Además contiene grasas que no son nocivas por ser insaturadas. No contiene gluten y aporta fibras siendo ideal para las personas que padecen celiaquía. La quinua está calificada como uno de los alimentos de origen vegetal para el consumo humano.

La quinua en la alimentación de los Pueblos Originarios.
Cuando llegaba la época de la recolección de los granos de la quinua, se separaban los de mejor calidad para que sirviera de semilla para la temporada de siembra y todos los demás granos eran guardados en pequeños silos llamados “trojas” excavando debajo de la superficie y en un lugar algo elevado para evitar que las lluvias penetren, arruinándolos. También se pulverizaban en las “conanas” para transformarlos en farinácea. Esta harina se mesclaba con el maíz ya cocinado, como un aporte alimenticio (el api por ejemplo).  

Las hojas de la quinua molida verdes son muy buenas para aliviar la picazón originada por alergias. Como puede comprobarse, la quinua será una alternativa alimenticia en el futuro.

El que escribe experimentó el cultivo de quinua con el feliz resultado de cosechar hasta 160 gramos de semillas por planta y en algunos casos un poco más. Las semillas rosadas y blancas son  las que mayor adaptación tienen en esta región, Jáchal, Provincia de San Juan. Sembrando quinua cerca de una siembra de remolacha morada, se obtienen granos de un color morado, lo que indica la presencia de betacaroteno.

Acompañan esta nota, fotos de la planta  con su producción de granos.


Si te interesó esta nota, quizás te interesen las siguientes:

Recibí nuestro Newsletter!

Suscribite y recibí nuestro boletín de información.

@

Búsqueda