LOS SITIOS SAGRADOS de Jachal, provincia de San Juan

LA TRINCHERA DEL MOGOTE DE LOS INDIOS. SITIO SAGRADO DE BAJA ALTURA.
Hacia el Noroeste de San José de Jáchal, en el yacimiento arqueológico de Pachimoco, aún se pueden apreciar los vestigios de algunos sitios sagrados, en los cuales se oficiaban ceremonias, ya sea de culto a los muertos (Huacas) o la ceremonia a la Pacha Mama.        
     
El primer sitio se ubica en las cercanías en donde se encuentra un petroglifo con grabados geométricos, figuras de camélidos y el rostro de la llorona. En este sitio hay un túmulo en donde, años atrás, se apreciaban algunos molinos, tales como conanas y algunos morteros de piedras. Estos se encontraban a un costado del túmulo y en la parte superior del mismo, lo que hace suponer que era un lugar muy importante. Hoy en la actualidad solo quedan algunos fragmentos de dichos molinos. Al Sud-este del túmulo existe un cementerio (por suerte no muy bien visible). Este túmulo en un principio tenía la parte superior pareja, lo que hace pensar que algún ritual se realizaba en el mismo. En la actualidad está muy destruido por la acción de los buscadores de tesoros, actividad esta que solo sirve para destruir los testimonios que dejaron nuestros ancestros.
            
También en las cercanías se encuentran vestigios que hace suponer son de algún núcleo de viviendas, por la cantidad de huesos y demás fragmentos propios de un basurero cercanos a las mismas. Todo está mezclado, huesos y restos de manlos (corontas) y también algunas cayanas de cerámica, las cuales pueden servir para determinar a qué cultura pertenecen.
           

Desde ese lugar se puede observar, hacia el oeste, una meseta  a baja altura con una especie de mogote al fondo. En ese lugar esta una excavación, la cual tenía a sus costados un pircado que servía de contención. Ese lugar se llama “La trinchera del mogote de los indios”, denominación puesta por los antiguos habitantes del paraje Pachimoco, lugar en donde se encuentra el dique nivelador y compartidor de la red de la red de riego del Valle de Jáchal.
           

Volviendo a la Trinchera, hay un sector donde se encuentran unas especies de plataformas con túmulos de piedra honderas de diversos colores, sin duda fueron llevadas ahí para proteger algo, pues se trata de cantos rodados entre 5 y 6 cm de diámetro. Si se observa alrededor, también se puede apreciar que en el costado Oeste hay otra excavación que servía de protección al lugar.
  
          
Para llegar a este lugar hay que transitar por una senda que parte desde el dique hacia el sur, hasta llegar a un salto natural, en el cual está la vía de o ascenso a su margen derecha. Se llega a otra senda hecha a propósito por donde baja un rio seco por donde se llega a una especie de ladera donde están cinco algarrobos en hilera. Al hacer cima, está este lugar, el cuál debió ser un lugar de ceremonias sagradas. Este comentario es con la intención de despertar interés en las comunidades existentes en la provincia de San Juan.

            
Estos sitios deben ser rescatados para que no sean expropiados y no sean destruidos. Son testimonios que están corriendo peligro, y es algo muy valioso, es ese el motivo por el cual hago conocer estos lugares y acompañan este comentario fotos para que se conozcan y se les valorice.
           

Todo el cordón montañoso que rodea el Valle de Jáchal tiene lugares que fueron sitios de ceremonias, algunos a baja altura y otros de gran altura.
 

 Juan Luis Diaz




Si te interesó esta nota, quizás te interesen las siguientes:

Recibí nuestro Newsletter!

Suscribite y recibí nuestro boletín de información.

@

Búsqueda