Olivos históricos en La Mesada, Valle Fértil, provincia de San Juan

9 DE JULIO, 2011 | Grondona Olmi, Verónica

Las primeras estacas de olivo de la variedad "Arauco" fueron traídas desde España a Perú en el año 1561, consiguiéndose salvar tan sólo tres, de las cuales una fue robada y transportada a Chile...




En el año 1990, en el «Primer Concurso del Arbol más Antiguo de San Juan» organizado por el Diario de Cuyo, obtuvieron el segundo premio dos olivos históricos de «La Mesada», con 350 años de antigüedad, presentados por Mónica Ramón Fernández.

Una Cédula Real de Agosto de 1531 dice: «todos los maestros que fueren a Las Indias lleve cada uno de ellos en su navío la cantidad que les pareciere de plantas de viñas y olivos, de manera que ninguno partiese sin llevar alguna cantidad».

Según Gracilazo de la Vega: «… en 1560, don Antonio De Ribera, vecino que fue de Los Reyes, habiendo años antes venido a España por Procurador General del Perú, volviéndose a él llevó plantas de olivos de los de Sevilla, y por mucho cuidado y diligencia que puso en la que llevó en dos tinajones en que iban más de cien posturas, no llegaron a la Ciudad de Los Reyes más de tres estacas vivas…».   

Una de estas 3 estacas es robada y llega así hasta Chile, desde donde se propaga.  

La introducción del Olivo a la Argentina no está muy clara. Una teoría habla de la llegada a través de una expedición militar desde Chile al mando del Capitán Diego de Alvarado, la cual se disemina por todo el Norte del territorio. Otra versión indica que fue introducida a La Rioja directamente desde España por el Capitán Don Pedro de Alvarado en el año 1558. Lo concreto es que los Olivos comenzaron a multiplicarse, y luego a producir, y esta producción inquietó a los españoles por su magnitud y calidad.  

Algunos historiadores plantean que el Rey Carlos III mando a talar todos los olivares de La Rioja, por la competencia que estos realizaban a los de Sevilla, si bien dudan a la vez de la veracidad de tal orden, lo cierto es que el Rey Carlos III insta al Virrey Vertiz a consentir que no se planten viñas y olivares, y éste cumple con la orden.

Es por ello que estos olivos de La Mesada, en San Juan, así como otro en Arauco, La Rioja, tienen el valor histórico de haber resistido a la erradicación de olivos decretada.

Ir en búsqueda de este olivo, bordeando el arroyo La Mesada, es una aventura en sí misma, ya que en el camino uno se va cruzando con la naturaleza que brota en la aridez, y entonces se ven mistoles, chañares, cardones, jarillas, y muchas especies más, algunas de la región y otras introducidas en diferentes épocas, como algún cítrico, algunos viñedos, y el mismo olivo, u olivos, ya que hay quienes argumentan que es uno solo, aunque parezcan dos.

Dirección

El arroyo La Mesada pasa por sobre la ruta provincial 510

Cómo llegar

Cómo llegar: Pasando el arroyo La Mesada (que pasa sobre la ruta), preguntar en el primer puesto que se ve sobre la margen sur de la ruta (el que tiene una rueda) al Señor González cómo se llega hasta el «olivo». Se recomienda aceptar su guiada (la cual realizará con todo gusto a cambio de un pago), porque aunque el sendero es fácil, puede ser difícil encontrar el olivo para quienes se pierden los detalles con facilidad…  Colectivo: Los colectivos que van por la ruta provincial 510 entre San Agustín del Valle Fértil y San Juan, pasan por La Mesada.     

Argentina para mirar 2019 | Diseño y Desarrollo NA Soft

Argentina para mirar 2019
Diseño y Desarrollo NA Soft