Capilla de Hualfín, en la provincia de Catamarca

29 DE JULIO, 2013 | Grondona Olmi, Verónica

En el terreno contiguo a la capilla se encuentra la Oficina de Turismo de Hualfín, que además de contar con una muy buena atención, tiene una exposición de objetos arqueológicos encontrados en las inmediaciones; así como de obras de artistas lo




Capilla de Nuestra Señora del Rosario, en Hualfín   La capilla de Nuestra Señora del Rosario, ubicada a la entrada del pueblo de Hualfín, en el que fuera el antiguo camino del Inca, es realmente una de las más lindas de las iglesias coloniales catamarqueñas y del país.

La iglesia constituye una unidad con el casco de la Finca que se encuentra en diagonal, frente a la misma, y que es propiedad de la misma familia, Saravia Leguizamon, desde hace más de 12 generaciones, desde 1668 a la fecha; como consecuencia de la continuidad que le diera la institución española del mayorazgo, adjudicado en 1668, por «sus méritos militares en las Grandes Guerras Calchaquíes», a Don Ascencio de Mercado y Reinoso.

El apellido de los propietarios fue cambiando  a lo largo del tiempo por haber predominado líneas sucesorias femeninas: Iturriza y González, De Llano, Leguizamón, Leguizamón Dávalos, y actualmente Saravia Leguizamón.

La Capilla fue mandada a construir en 1770 por Doña María Medina de Montalvo, fundadora de la Capellanía de Hualfín; hija del Capitán Don Claudio de Medina, casada con un descendiente directo de los Mercado y Reinoso, el Capitán y luego Sargento Mayor, Don Leonardo de Iturriza y González.

La iglesia, la segunda más antigua de Catamarca, fue construida con el título de Vice-Parroquia de Belén, y fue declarada Monumento Histórico Nacional desde 1967; y aunque al momento de sacar las fotos que se adjuntan en esta nota, en enero de 2013, estaba pintada de rosa, en su origen habría sido «enteramente blanqueada», según se menciona en un artículo publicado por Ricardo Federico Mena en la Revista El Tribuno de Salta, en fecha incierta, que se encuentra enmarcada en el interior de la capilla -por donación del Dr. Carlos Saravia Leguizamón en nombre de Saravia Hnos.-.  

La capilla cuenta con una única nave, una torre campanario y una galería lateral, que serviría como protección contra el inclemente sol y las lluvias de verano.  

En su interior, llama la atención el altar y un falso frontis, con pinturas de vivos colores; así como los vestidos para la vírgen que tendrían más de 300 años.

El portal y su dintel de madera de algarrobo, al igual que el púlpito y las ménsulas, habrían sido realizados por los artesanos locales que intervinieron en la construcción de la capilla.  

En el terreno contiguo a la capilla se encuentra la Oficina de Turismo de Hualfín, que además de contar con una muy buena atención, tiene una exposición de objetos arqueológicos encontrados en las inmediaciones; así como de varias obras actuales de artistas locales.

Una curiosidad:  

En la mencionada nota publicada por Ricardo Federico Mena en la Revista El Tribuno de Salta, se menciona «Riquísimas son las donaciones de doña María a la capilla, tanto en propiedades como alhajas de oro y piedras preciosas, como así también en esclavos negros de Angola para su «aseo y decencia»»; lo cual daría cuenta de la presencia de esclavos africanos en la región.  

Dirección

Sobre Ruta Nac. No 40, a 315 km de San Fernando del Valle de Catamarca

Cómo llegar

Cómo llegar a Hualfin: Colectivo: Diversas empresas de colectivo pasan por Hualfin, desde San Fernando del Valle de Catamarca al sur, desde La Rioja,  

Fuente consultada:

– Guía de Monumentos 2008. Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos. Web: www.monumentosysitios.gov.ar consultada el 30 de octubre de 2012
– Cartelería informativa en la Iglesia de Hualfín en enero 2013.
– Ricardo Federico Mena, «Hualfín es Historia», Revista El Tribuno de Salta, fecha incierta.  

Argentina para mirar 2019 | Diseño y Desarrollo NA Soft

Argentina para mirar 2019
Diseño y Desarrollo NA Soft